domingo, 20 de marzo de 2011

CONTESTANDO A LAS EXQUISITAS REFERENCIAS




Al toque de clarines me despierto al rubio amanecer de nuestras orillas mediterráneas, con despertador concitando con ansias vivas de vida y gratitud. Nuevo rodaje de un sol rielante con brillantes diademas sobre las más rejuvenecidas células que se van a ir embebiendo de luz, frescor y vida. Pasando en segundos a disfrutar en perfectas condiciones el nuevo día.

Caminamos en leves y movedizas arenas doradas a través del movimiento de mi tiempo, aprovechando los dichos segundos que son instantes de vida; cuando me encuentro y empiezo a supergozar de tus palabras, sensaciones y apetencias que están surgiendo en este flamante amanecer: que a uno despierta las deliciosas expresiones que llegan de tu lejanía a la esperanza afortunada. Jazmín y azahar percibo en este amanecer que es ya primaveral y virtual de un acontecer de amistad y querencia; pues el premio de nuestra virtud y el mutuo beneficio es el honor, y el alivio lenitivo de la necesidad viene del aprovechamiento que de ello hagamos.

Las visiones caleidoscópicas cubran nuestras frentes y disfrutemos de las pequeñas y olorosas rosas que me ofreces en ese búcaro nacarado pletórico de perfumes, de pétalos que albergan tactos y besos de allá, allende de nuestras sierras, de nuestros valles y raudales.

Estos son tus dardos que despiertan el posterior manifiesto patente y que salta a la vista:

“Al descubrir la mañana se inicia un sendero de sueños donde el alma goza desnuda, al lado de la humildad, y al declinar la tarde, medita bajo la atenta mirada de la sensación reconfortada.

Soy un caminante que inicia el vuelo en busca de un sueño…

Viajando por el mundo, en cada uno de los pilares que se van forjando con el paso del tiempo llamado amistad.

Un día te conocí por obra del destino, percibiendo en el fondo de tus pupilas el mudo silencio de la soledad y el sentimiento ajenos a ti, para ser consolado conn tus rimas en las horas de sombras inciertas.

Razón por la que descanso en los laureles de la colina del ruiseñor, al verme reflejada en el haz de luz que de tu alma vas desprendiendo…

Buen comienzo de semana!!
María del Carmen
P.D./ Evaristo, cuando puedas y si te apetece pasa a visualizar la entrada de la Gata Coqueta.”






Al descubrir tu magnífico verbo se llena de lucecitas todas las células del soma espiritual del que Dios nos crió: siempre por senderos de luz y de amor meditando y musitando versos de intimidad y soledad.

Somos caminantes en busca de espíritus y entregas. Voy soñando por mi jardín con diversidad de arboleda, ya introducida en anteriores descripciones, con la levedad del tiempo de las muchas peculiares disposiciones de nuestras almas, luminarias de la Madre naturaleza y del Cielo estrellado.

En mi jardín, con frecuencia, se posan y anidan ruiseñores nocturnos y vespertinos que acompañan con su canto y alegran la soledad del alma. Mis árboles están llenos de esos amores junto al arroyo saltarín y cristalinas aguas. Y en mi soledad oí la voz del alma gemela que quería parlotear e inyectar el afecto y el amor que las distancias insuflan; y un viento envuelto de aromas y susurros llenaron mi jardín y mi espíritu.

El amor se expande en estas cristalinas aguas de mi río nacido de selvas vígenes y llenas de belleza; y de altísimas hayas con hayucos para regocijar el encuentro: contemplando tus hoyuelos de tu hermosa cara. Árboles de robles y de álamos, álamos y robles, de hayas y de tejos compiten en sus orillas y entre ello, siguiendo el curso de las brillantes aguas, mi alma canta por la visión y el encuentro.

Puras aguas, puro encuentro. Pura imagen que reflejan sus aguas diamantinas. Sombras arbóreas van tupiendo el atardecer. Ambos nos recreamos del divino y cristalino sueño, por donde discurren mil imágenes y memorias llenas de alegría y plenitudes de vida. Percibamos todo el esplendor del que la Naturaleza goza de su Astro Rey. Envuélvanos sus rayos nuestros cuerpos y nuestras mentes gozando de la simbiosis de la vida del ensueño.

Somos luz y reflejo. Somos esmeraldas y rubíes. Somos alhelíes de flores olorosas arracimadas con resplandores polícromos.

Marbella, a 18 de Marzo de 2.011

Evaristo B. Lozano

12 comentarios:

  1. Exquisita referencia y exquisita respuesta :) Todo un encanto lleno de sensibilidad y suave perfume a jasmin fresco ( uno de mis preferidos)

    Hermosa semana amigo mio

    Un beso y un fuerte abrazo

    Aurora

    ResponderEliminar
  2. Siempre me sorprendes con tus entradas esta es excelente.
    Cariños.

    ResponderEliminar
  3. Venia invitada pero no me esperaba esto...
    Y la verdad que me he quedado, que aún no he reaccionado.
    Esta es la respuesta a tu indicación; carmenchuela51@gmail.com/ La verdad es que en el poco tiempo que llevo por este mundo virtual las emociones y satisfacciones que he llevado han sido unas cuantas que guardo como un tesoro de la comunicación escrita, siempre bajo un punto de respeto lo que me ha permitido no tener nunca ningún encuentro, y si por un supuesto noto un halo de crispación la dejo pasar que mañana ya es otro día y la vida sigue...Que caray si es muy hermosa para estropearla...

    Un abrazo bajo la bruma de los abedules balanceando sus hojas por la caricia de la aurora vespertina.

    María del Carmen

    ResponderEliminar
  4. Una entrada realmente hermosa.
    Agradezco tus palabras en mi laberinto.
    Cuídate.
    Besos.

    ResponderEliminar
  5. Hermoso realmente me quedado sin palabras, una entrada simplemente preciosa, el vídeo es muy hermoso.
    Un gran abrazo que tengas una bella semana.

    ResponderEliminar
  6. bellas palabras.
    bellos retratos del paisaje.
    muy bello post!!

    buena semana, y gracias por tu comentario en mi blog.
    kisses

    ResponderEliminar
  7. La verdad es que es la mejor manera de comenzar, con un texto maravilloso que leer, que mejor manera?

    Un besazo.

    ResponderEliminar
  8. La primavera nos abraza enamorada con su llegada...

    Ya se vislumbran los incipientes colores que como mantos van cubriendo los campos y laderas. El rocío los saluda y ellos les responden bailando la danza de la espesura...

    Un abrazo bajo la sombra del abedul balanceando sus hojas al ser acariciadas por la aurora vespertina.

    María del Carmen

    ResponderEliminar
  9. Con cuanta sensibilidad, soltura y dominio de la palabra nos envuelven en tu maravilloso texto,

    mis saludos cordiales

    ResponderEliminar
  10. Paso a saludarte mientras me sea posible y el tiempo me lo permita, para acompañarte en el fin de semana, produciéndome una grata emoción compartirlo contigo.

    Al permitirme disfrutar de tus entradas, pensadas con la lógica del sentimiento para satisfacción de todos los que tienen el gusto de leerlas y opinar del tema sobre el que verses.

    Con afecto por mi parte me despido, hasta otro memento que nos siga aportando reforzar la amistad a través de las palabras en equilibrada armonía...

    María del Carmen

    ResponderEliminar

  11. Comienza la semana

    y el canto y la brisa
    de las encinas invitan

    a visitar
    las dolientes hojas

    que yacen enmohecidas
    por la tornasolada melancolía
    que el invierno les ha dejado

    para que se pose sobre ellas
    una emoliente caricia engalanada
    por el arco iris de la primavera...

    Un beso y mil rosas trepadoras
    te dejo, para que te guíen la alegría
    los siete días de la semana

    es el deseo de esta
    que te visita con la primera
    aurora de la madrugada...

    María del Carmen

    ResponderEliminar
  12. Hola buenos días amig@, voy estar unos días fuera y no quería irme sin antes pasar a felicitarte el fin de semana.
    Espero lo pases estupendamente al lado de quienes te aprecian y aprecias, como yo lo pienso pasar con los míos en mi tierra...

    Un beso en compañía del “Trasgu” y de la brisa a la orilla del Cantábrico

    Muackkkkk
    Muackkkkkkkk

    María del Carmen.

    ResponderEliminar