martes, 18 de enero de 2011

APLAUSO AL BUEN HACER



Hoy empezamos unas disquisiciones para HEREDEROS CLÁSICOS que nos lleva a tratar diversos temas y cuestiones.
Empecemos por afirmar, como premisa previa, que la cultura humana es predominantemente masculina. Son los hombres los que han creado el arte y la industria, la ciencia y el comercio y el Estado. La civilización, aun en sus más puros contenidos, no es asexuada. La índole misma de nuestra labor cultural solicita las energías varoniles, los sentimientos varoniles, la intelectualidad varonil.
Según Simmel, el alma femenina es unitaria. Si quisiéramos manifestar con un símbolo el carácter propio de esta teoría, diríamos que en la mujer la periferia está más estrechamente unida con el centro y las partes son más solidarias con el todo. Y así resulta que cada una de las actuaciones de la mujer pone en juego la personalidad total; no se separa del yo y sus centros sentimentales.
Dentro de la cultura actual, la actividad femenina es tanto más eficaz cuanto que el objeto de su trabajo esté más impregnado del espíritu de esta cultura, es decir, del espíritu masculino. Para que la aportación de la mujer a la creación objetiva proporcione nuevos matices, es preciso que realice justamente lo que los hombres no pueden realizar.
La mujer que escribe tiene, por tanto, que servirse de un instrumento hecho por hombres y para los hombres. Queda el recurso de reformar la lengua literaria y hacerla femenina. De hecho, en lo que sobresale como gran escritora es en las cartas privadas, donde la forma y el estilo son más domésticos. Las cartas de Teresa de Jesús nos ofrecen buenos ejemplos de literatura genuinamente femenina. “Todas las obras de Santa Teresa- dice Unamuno- parecen cartas; todas se dirigen personalmente al que las lee; a uno, a cada uno de los lectores y no al conjunto”.
Donde más admisible parece la actuación femenina es, sin duda, en la esfera del arte. En la canción popular hay muchos pueblos en donde las mujeres producen con la misma fecundidad y originalidad que los hombres.
La novela y el teatro ofrecen menos dificultades a la inspiración femenina. Los contornos narrativos y dramáticos no están ajustados a formas rígidas. La flexibilidad de la novela deja el campo abierto a la labor del sexo femenino.
Desempeña mucho mejor la mujer su pluma en lo objetivo que en lo personal e íntimo.
La erudición de la mujer es, en cierta manera, maternal. Cuida y mima sus teorías y narraciones como mima y sustenta a un hijo. Erudición hecha de ciencia, pero de mucho instinto

ASI SE EXPRESA GABRIELA MISTRAL EN SU ORACIÓN DE LA MAESTRA:

“¡Señor! Tú, que enseñaste, perdona que yo enseñe; que lleve el nombre de maestra, que Tú llevaste en la Tierra.
Dame el amor único de mi escuela; que ni la quemadura de la belleza sea capaz de robarle mi ternura de todos los instantes.
Maestro, hazme perdurable el fervor y pasajero el desencanto. Arranca de mí este impuro deseo de justicia que aún me turba, la mezquina insinuación de protesta que sube de mí cuando me hieren. No me duela la incomprensión, ni me entristezca el olvido de las que enseñé.
Dame el ser más madre que las madres, para poder amar y defender, como ellas, lo que es carne de mis carnes. Dame que alcance a hacer de una de mis niñas mi verso perfecto y a dejarte en ella clavada mi más penetrante melodía para cuando mis labios no canten más.
Muéstrame posible tu evangelio en mi tiempo, para que no renuncie a la batalla de cada día y de cada hora por él.
Pon en mi escuela democrática el resplandor que se cernía sobre tu corro de niños descalzos.
Hazme fuerte, aun en mi desvalimiento de mujer, y de mujer pobre;
hazme despreciadora de todo poder que no sea puro, de toda pasión
que no sea la de tu voluntad ardiente sobre mi vida.
¡Amigo, acompáñame!¡Sosténme! Muchas veces no tendré sino a Ti a mi lado. Cuando mi doctrina sea más casta y más quemante mi verdad, me quedaré sin los mundanos; pero Tú me oprimirás entonces contra tu corazón, él, que supo harto de soledad y desamparo. Yo no buscaré sino en tu mirada la dulzura de las aprobaciones.
Dame sencillez y dame profundidad;
líbrame de ser complicada o banal
en mi lección cotidiana.
Dame el levantar los ojos de mi pecho con heridas
al entrar cada mañana a mi escuela. Que no lleve
a mi mesa de trabajo mis pequeños afanes materiales,
mis mezquinos dolores de cada hora.
Aligérame la mano en el castigo y suavízame más en la caricia.¡Reprenda
con dolor, para saber que he corregido amando!
Haz que haga de mi espíritu mi escuela de ladrillos.
Envuelva la llamarada de mi entusiasmo su atrio pobre,
su sala desnuda.
Mi corazón le sea más columna
y mi voluntad más oro que las columnas
y el oro de las escuelas ricas.
Y, por fin, recuérdame, desde la palidez
del lienzo de Velázquez,
que enseñar y amar intensamente sobre la tierra
es llegar al último día con el lanzazo
de Longinos en el costado ardiente de amor.”
GABRIELA MISTRAL
Dedicado a todos los Profesores en tales momentos.
Evaristo B. Lozano
Marbella, a 15 de Enero 2.011


7 comentarios:

  1. ``````````````\\\\\\\\\\/////
    ``````````````/`_``_`\\\\
    `````````````(|`(.)`(.)`|)
    _________.OOOo_(`)__oOOO._______________
    |````````````````````````````````````````!
    |```Que tal!!!!!`````````````Aqui !````````|
    |````````saludandote `` ```` `````````````` |
    |````````````````````````````````````````|
    |`````y deseandote un buen dia '````````````` |
    |````````````````````````````````````````|
    |````` ``````````Saludos!!!!``````````````` |
    |_________.oooO__________________________|
    ````````````(```)``````````Oooo.
    ````````````\\\\`(`````````(```)
    ``'````'`````\\\\_)`````````) /

    ResponderEliminar
  2. Estoy de acuerdo con Gabriela Mistral no quiero ser ni complicada ni banal, es verdad que se merece un aplauso y yo me uno a el.


    Un besazo.

    ResponderEliminar
  3. Paso a visitarte personalmente para presentarte el regalo “Arte y pico” porque tu eres parte de esa gran familia de bloggers a la que me enorgullece pertenecer, percibiendo sin medida, la calidez fraternal que ha enlazado los pilares de nuestra comunicación.

    Espera con ansia ser acogido en tus brazos desde este momento en Mis caricias del alma, dando por sentado que él lo sabe apreciar con profunda satisfacción...

    Una sonrisa te entrego para que se sumerja en el interior de tu alma y se aúne a la tuya.

    María del Carmen hoy y siempre!!

    ResponderEliminar
  4. Amigo paso a visitarte me encanto la entrada!
    Te dejo muchos saludos besos y abrazos q estes muy bien hasta pronto.

    ResponderEliminar
  5. ¡Hola Diadono!
    Un articulo, muy interesante.

    Saludos de J.M. Ojeda.
    Buen fin de semana.

    ResponderEliminar
  6. Hola vi el comentario que le ha dejado a nuestro querido amigo Juan Carlos En Aurora Boreal, me atrapo en el es por eso que he venido a conocer su bloog, le felicito por sus textos y que decir de esta poesía de la gran peotisa Gabriela Mistral.
    dejo la huella de mi saludo deseandole un buen día.

    ResponderEliminar