viernes, 9 de diciembre de 2011

ME DECIDÍ A SER FELIZ DESPUES DE MI RECADER-ICTUS. ¿POR QUÉ NO PUEDO ASPIRAR A ELLO? ¡PUEDO PONERMELO POR META!



Cuando resurgí del ictus pensé que me era
Posible afrontar mi realidad y que podía
Vivirla. Es decir, que decidí a ser: en su plenitud.
Pero, creo que esto no es suficiente. Debo aunar
Muchas más fuerzas para ello.

¡Debo llenarme de pensamientos positivos!
El hedoné de nuestra cultura grecolatina,
Es lo que tiene que animar a ser y vivir.
Poner a disfrutar este mi cuerpo con la alegría de mi vivir.
Este es un momento lleno de múltiple
Sensibilidad por lo ocurrido y circunstanciado.

Tendré que tener muy en cuenta las observaciones de los galenos.
Su armonización será precisa. Y, luego…poner lo máximo
De mi parte, porque el bienestar y la felicidad creo que depende
De mi actuación. Mis emociones serán un punto a considerar,
Por mi estado. Pronto desperté focalizando mi realidad.

Veo que la voluntad que he mantenido en estos años,
Debo potenciarla: quiero tener una vida feliz y dichosa,
Si las circunstancias y los ados me son propicios.
Es preciso una ordenada y bien gestionada realidad del día a día.

La virtud del bien hacer está en la medida de soporte de esa vida
Que debo llevar: ya que habrá altos y bajos, buenos momentos y malos:
Esa es la auténtica realidad en la que debo pensar.
El sufrimiento es el leiv motiv de la vida humana.
Pues parece que se incrusta hasta en los martes de enamoramientos,
Y, por tanto, de los momentos felices. ¡Cuánto sufrimiento tienen
Las relaciones de parejas, que se complican aún más cuando no hay motivos.
Pero hay que hacer como cuando me voy al gimnasio;
Me pongo la mochila y los momentos infelices a la espalda,
Y, allí, en el gimnasio se expanden y toman nuevas fuerzas,
Para seguir luchando; y, siguiendo de máquina en máquina,
Mirando cómo sacar el mayor provecho de las mismas:
Reflexionando y superando todo esfuerzo y todo el mal pensar.

Voy soltando marras, despegando pensares y decires.
Todo esto me lleva a considerar mis condiciones de vida
Y a focalizarlas dentro de una visión lógica y llena
De unas crestas de mi monte no orégano,
Ya que anoto en mis cuadernillos la dualidad de mi vida: dolores y satisfacciones.

Sigo en mi leiv motiv focalizando mi vida en todo lo positivo que encuentro.
En todo aquello que puede dar seguridad como cuando cuido y riego
Mis jardineras y sus flores y frutos.¡Cuánto disfruto en ello!
Los olores del romero, las flores del jazmín, las madreselvas que cuelgan,
Las verticales ínfulas del intenso incienso de la jardinera de la amiga soñada.
Rompamos los miedos y ensartemos los momentos de encuentro,
De conversación, de regalo, de atención, de contactos, de besos y caricias;
De visitas de familia, de amigos y amigas: de comentarios y visitas
De mis bitácoras. ¡Cultivaré lo bueno, hermoso, lo empático!

Voy haciendo veredas para acortar caminos.
Voy eligiendo estelas en la mar de mi Mediterráneo:
Agua, arena, calima, polvo, cantos rodados.

Elijo actividad para llenar la vida que se me ha dado.
Por consiguiente, elijo la fuerza del optimista
Y, ante los infartos que llevo, el reuma
Que se va asentando en las articulaciones…
Todo ello me llevará también a la prudencia
Para seguir viviendo o, mejor, superviviendo.

Hay momentos en los que tendré que superar
Vivencias de desamor, pérdidas de aprecio mutuo de pareja,
Discusiones sin base de razón, olvidos de unos y otros;
Que viene a la mente aquello de “ que solos se quedan los vivos”,
Sí es muy objetivo y real en la sociedad que nos toca vivir.
¡Pocas visitas, ni aún cuando estamos enfermos!

Voy a sobreponerme por estas minucias, pero que se sienten,
Se agrandan, se agigantan, se expanden, se ensanchan como montañas.
Sigue:
Vivir un desamor, una trifulca, una enfermedad del cuerpo o de la mente…
En citas y otras situaciones!!!, la felicidad se presenta poco probable!!!

Ahí debe estar el talante versátil sobreponiéndome!!!
Yo creo que las parejas que ya han superado
Algunas pruebas durísimas,
Debiéramos sentir que ello se ha debido
A que hemos confiado más en nosotros mismos,
Que en el fondo de la cuestión: que es donde debemos confiar;
Poco puede llegar de los ambientes si no es negatividad, dura y cruda:
Y aquí lo que se me pide confiar en mí, en nosotros:
Los pocos en que podemos confiar.

Todo ello consecuencialmente, supone un saber aceptar ese momento
Con ese dolor, ese drama, ese insufrible y extenso dolor,
Que tal vez podríamos sacar consecuencias actitudinales,
Comprensivas, matizadas en el contexto del cotidiano vivir.
Aquí sí que hay que reconocer lo que está ocurriendo,
Lo que se adivina de la caída del sombrajo.
Mi posibilidad de evadirme para evitarlo…,
Es el momento inevitable de aceptar o afrontar
Lo que lentamente o vertiginosamente sobreviene.
Aquí se me plantea el dilema: aceptar o no.
¿Cuál es lo más positivo?
Todo aquello que me pueda reducir lo malo
Y se potencie lo bueno. Nadie sabe a priori
Lo bueno o malo que nos esté sobreviniendo.

No cabe duda que las buenas relaciones con los circunstantes
Pueden o deben ser fuente de felicidad.
La relaciones de nuestras parejas sin fisuras
Y la amistad con ellas nos van a permitir compartir
La nuestra intimidad, la fluída conversación,
Las caricias y atenciones que sobrepasen las frías relaciones,
Las miradas cómplices, la complicidad de sentirnos queridos ampliamente;
Sabernos que se nos quiere y que se oye en el vivir del instante.

¡Cuán poco hay de todo esto que estoy escribiendo!
Yo quiero realidades de estos amores;
No los debo dar por sentados, se escabullen entre los dedos;
Ni quiero protocolos, formalismos, sino genuinos, dignos de crédito.

Me vinculo frecuentemente con personas que me han compatibilizado
En este último año con toda la buena felicidad y compañía;
Pues las relaciones establecidas conllevan el saber escuchar,
Cuando los demás hablan; han sido relaciones habladas y escuchadas,
Pues hemos hablado de todo; hemos hablado a corazón abierto,
Con almas dispuestas a oír lo que transmite el acompañante
Y a recibir las contrapartidas correspondientes.
Las hemos dedicado el tiempo de nuestros breves
Y, también, largos paseos a la orilla del mar Mediterráneo.
Los paseos más frecuentes son por la tarde;
Creyendo que estos asuntos eran de la mayor urgencia
Para tratarlos y desarrollarlos; porque creemos que estos son problemas de parejas
Y sumamente vitales para la mejor salud y vitalidad de las mismas.
Hemos creído que era un momento en la vida
En el cual podríamos tratarlos.
Nuestros vínculos se han fortalecido y han dado luz a nuestro vivir.
Nadie pretende vulnerar al otro, sino ayudar a superar
Cuanto bache empezaba a surgir en los breves roces, desavenencias
Que el diario vivir tiende a emerger; así prevenir las heridas
Que sin duda se iban a producir en breves instantes.

Esperamos no hacernos sutiles daños, sino ayudarnos
A ver la nuestra realidad como personas, como parejas.
Por mi parte, creo en rigor que estoy recibiendo muchísimo
De todos ellos.¡ No había tenido amigos de tal calibre!
¡Seguiremos dándonos todo lo que está en nuestras manos!
Sangre hay mezcla de lo bueno y lo menos malo.
¡De lo que cada uno sufre y se alegra!
Estamos dando y queremos ver profundo: dadores y recibidores:
De lo mejor que cada uno aporta y con todo ello
Queremos sentir la gran satisfacción de proyectarnos;
No queriendo evadirnos de lo que cada día se nos está presentando.

Queremos ambos seis disfrutar y que nada ni nadie
Se interponga a nuestro vivir exultante y pletórico.
Nos preguntamos:¿Qué consecuencias tendrán nuestras vidas
En estas circunstancias en las que nos movemos
Y buscamos la autenticidad de la vida?

Nada de alegrarnos de las satisfacciones intrínsecas
Que puedan sobrevenir. No descartemos posibles desavenencias:
Sufrimientos, ni tampoco satisfacciones.
No nos tapemos los ojos, pues nos puede impedir
Disfrutar de las realidades perentorias, ineludibles.
Por lo tanto, me impide vivir dándome cuenta
Y todo ello es muy profundo y trascendente, íntimo.

Desde el principio, poco sabemos de las consecuencias de las enfermedades,
De los giros impensados que nos depara la vida.
¡Puede ello traernos ciertos desequilibrios!
¡Tengo que darme cuenta que todo es inherente a la vida!
Por ello, seré consecuente conmigo mismo,
Pues que el presente continuo es lo que se me da
Y me presta vivencia: aproveche yo al máximo
Y hago banquete de vida de ese momento que Dios
Me da en ese presente continuo:¡Gracias por él, Dios mío!
Despéjeme de las cosas, de lo frívolo, fatuo, baladí…
Rastree toda veta, toda hebra fresca que procede,
Que procede y alimenta las aguas cristalinas de la vida.
Soy agua cantarina que desciende de la alta montaña
Alimentando muchas floridas madreselvas, perfumados jazmines;
Riegan vigorosos robles con enraizados fundamentos;
Soy haya con abundantes hayucos( obes), dando alimentación
A vistosos y variados pajarillos y aves ornamentando mis bosques.
Soy encina enraizada y dando fructíferas esperanzas ciertas:
Ante tanta raíz y follaje, fronda y ramaje, espesura y verdor
Me aferro a lo sólido, estable, fuerte, resistente y robusto;
A mis creencias religiosas y humanas de nuestra vieja tradición;
A todas aquellas perspectivas que me lleven
Por caminos sembrados de felicidad: me agarro a lo que tengo;
A lo que me han proporcionado los años de luz y progreso.

Ser flexibles como nuestros clásicos en la forma de captar el cosmos
Y de todo aquello de lo cual está rodeado y envuelto.
A las personas que quiero y con las cuales me relaciono
Y mutuamente nos hacemos bien
Permitiéndonos crecer en todo aquello que perfecciona
Nuestras personalidades y partimos in crescendo.
Pero amigos queridos: No nos engañemos,
La felicidad hay que vivirla en ese presente continuo;
Pues creer y hacernos ilusiones en ese futuro ficticio;
Cuando desaparezcan las trabas de los hijos,
De esa oportunidad que no llega, de ese encuentro del amor
Que tampoco llega,…; siempre pensando en futuro…
¿¿¿POR QUÉ NO HACERLO EN PRESENTE???

¡¡¡ NO POSTERGARLO POR MÁS TIEMPO: HOY Y AHORA!!!
GANAREMOS LA PARTIDA, LA JUGADA DE LA VIDA.

Sigue.

Hoy es día de encuentros y satisfacciones. Me he encontrado con Cristina
En consultas ginecológicas. Hemos hablado de varios temas comunes
Y de interés para el resto de nosotros. Ella también está influenciada
Por los avatares consaguíneos y de relaciones personales.

Se trata de ser capaz, capaces de disfrutar y apreciar lo que tengo
O tenemos. Todo ello nos lleva, me lleva a valorar el presente
Que no está reñido con mi/ nuestro mundo de ilusión y proyectos.

Yo tengo muchos sueños, metas adonde llegar,
Igual que todos vosotros: Amigos y amigas;
Pero hemos de tener plena libertad de acción y apreciación.
¡No nos encabritemos!: ¡Libertad!

Somos los seis “PACOSONCARVIREVAMAR”: personas humanas;
Tenemos un mundo de esperanzas,
Tenemos un mundo de breves realidades
De nuestro presente continuo.
Despojémonos de obsesiones
Que no nos llevan a ninguna parte.
Intentemos vivir sin frustraciones
Que nos llevan por la calle de las amarguras.
Queremos nuestra realidad aceptando
Y saboreando la vida a pesar de todo.
Tomemos conciencia y decidamos
A dónde focalizar y tener puestos los cinco sentidos;
Que es lo que en verdad importa;
No distrayéndonos de lo que nos rodea,
Asumiendo lo que nos ha sobrevenido:
Asumiéndolo y afrontándolo.
Pero no se acaba todo ahí;
Hay muchas más existencias:
Siempre con la mirada en la meta,
Conscientes del buen caminar, aunque cueste.
Las estrellas están muy altas,
Las nuestras deben estar, por lo menos,
Junto a las más brillantes; en las novas………………
Cada día está henchido de minucias y pequeñas sorpresas
Agradables y, por tanto, estar muy agradecidos
Por lo que trae la vida.
Siempre observando lo que ocurre por simple que fuere:
Una levedad de óbsculos tiernos, un te quiero desgarrado;
Una llamada amable de lo lejos que se nos pone el entrecejo;
Unas tiernas caricias de la mujer de tus ensueños;
Unos amigos que también sienten la empatía del momento;
Un ramillete de tiernas y fragantes flores;
Un correo bien y largamente esperado;
Una atención cuando vas a salir de casa
Para irte al trepidante murmullo de la ciudad…
He aquí la disposición en estos precisos y delicados
Presentes continuos del acontecer vital
Dispuestos a cazar lo bueno. lo sutil, lo positivo
De la velada, de la tertulia de la vida.
Son soles dorados que se nos presentan a diario:¡ Cojámoslos!

Me llama Carvir y le siento a lo lejos. No está para salir hoy.
Le siento triste y en soledad. Mañana, cuando vuelva,
Me llamará para subir al jardín de encuentro, de trabajo
Y de recogida de los posibles frutos del parterre mancomunado.
Habría que regar lo sembrado. Sin agua no producción.
Ciertamente es una brillante idea. Me llamas y nos vemos.
Parece que es una necesidad el intercambio del verbo
Y de las inquietudes surgidas en estos momentos.
Siento la distancia de los unos y de los otros;
Pues Pacoson están de viaje por tierras “pimentoneras”.
Estoy estos días comienzos de julio en soledad.
Hoy mientras hablaba, estaba haciendo fotos a la flor
De la cucurbitácea espléndida de mi floresta.
¡Espléndida en ese surgir de naturaleza!
Con colores vistosos amarillo-anaranjados…………
Envuelta y enraimada de frescas ramas de jazmín
Con sus flores pura blancura inmaculada.
No cabe duda que la multiflora de mi terraza
Ya desprende gran frescura, tranquilidad y sosiego.
Siempre he contemplado en el paseo abundantes
Margaritas con flores blancas, moradas, amarillas
Dándome símbolos de inocencia, equilibrio y bienestar

A mis soledades voy, de mis soledades vengo.
Mi paseo trascurre en soledad la mayor de las veces.
Voy pensando. Soñando y caminando
Por los caminos de las estrellas.
Voy pensando, cavilando, decidiendo y resolviendo.
Voy dilucidando la posible solución de los conflictos
Que hayan podido surgir en las relaciones:
Las inapropiadas maneras de dedicarte la pareja
Los primeros momentos del día que nos llega.
¡Todo ello hace que uno piense!
Sopesando los pros voy caminando por el polvo del camino;
No así como en el del sueño infeliz y torturante…
Rememoro toda la poética del maestro Antonio Machado:
“Yo voy soñando caminos del atardecer mediterráneo,
Pero traigo a la memoria las colinas, montes de las estribaciones
De la Demanda, los dorados atardeceres, los verdes prados,
Los corpulentos y verdes robles de extensos robledales;
Las aguas cristalinas descienden por intrincados valles,
Arropados de brillantes y verdes chopos y álamos ribereños;
Los zarzales profundos y polvorientos siembran el camino.
Camino que empieza por las tierras bajas de Villasur,
Trascendiendo a Arlanzón y se expanden por la llanura
De la de Ibeas de Juarros siguiendo a cercanía
De la Catedral de Caput Castellae:
Hasta aquí llega el camino de santiago peregrino
Y las aguas del río Arlanzón siguen la ribera del propio camino:
¿Adónde irá, pues, el camino?
¡Yo voy cantando, como viajero a lo largo de estos caminos!
Las tardes cayendo están de mi adolescencia, juventud y senectud.
Y en estas épocas, los campos de mis vergeles un momento
Se quedaron y se quedan, mudos, melancólicos, y tristes silenciosos;
Dando ese tiempo de presente continuo a un ágil y viril cavilar:
COGITO, ERGO SUM ( PIENSO, LUEGO EXISTO).
¡YO EXISTO, PORQUE EXISTES TÚ, CREADOR DEL COSMOS!
Levedad de hálito pulsante/ pulsátil…

Suena el viento en las crestas y faldones de los chopos y álamos
De los márgenes del río a que acompaña el discurrir y fluir de sus aguas.
La tarde más se intensifica y cobra rosáceos colores
Para ir descendiente el astro rey en las profundidades del abismo-noche.
Sueños, caminos, atardeceres los acompañamos con esbeltos paisajes:
Siempre con aguas cálidas y diáfanas, adornadas de bellos y vistosos
Vuelos de diversidad de aves cuyo trinar acompaña y alegra al caminante…”

Ciertamente me concedo noventa minutos
Por transitar solo, envuelto en el aura marina
Para ir reflexionando, como ut supra, apuntaba:
¡Voy respirando mar!
¡Voy llenando mis células de oxígeno yodado!
¡Voy ampliando alvéolos pulmonares!
¡Es tiempo de respiración y ejercicio! (el escrito que tengo sobre esto)
¡Voy conociéndome, acariciando las posibles
Mejoras psíquicas y somáticas del devenir!
¡Todo es preocupación por mejorar y superar!


Un 10 de Julio del 2.011 vivo decididamente en soledad del caminante;
Me entusiasma el espacio que voy generando
Y prefiero un buen rato en el eucaliptal ahondando en mi respiración
Y un buen rato, plenitud de instantes, enarenado mi soma en las sableras
Azuzadas por las olas de vaivén proveniente s de hondos empujes
De nuestra luna llena y de nuestras aguas del Mare Nostrum;
Recibiendo todas las caricias de las oleadas de nuestro mar
Y sus avalanchas de flujos de esencias de oligoelementos múltiples:
Son momentos de presentes continuos que me traen paz, susurros y besos;
Son recuerdos y referencias de textos leídos. Son querencias vívidas
De recuerdos y presencias de lejanía, no por ello intensas y plenas.
Son momentos alejados de la concurrencia.
Me llevo una gran alegría en este disfrute de naturaleza viva
Y de presencias etéreas , evanescentes y sublimes en el instante…
Todo ello me ayuda a sentirme vivo, creciente como persona.
Me enfrento a mis cosas, a mis miedos, a mis posibles disfrutes,
A mis contratiempos, a los problemas con los seres que quieres;
A las incomprensiones de las mal llamadas relaciones;
A las descompensaciones que día a día encontramos en nuestro deambular;
Pues lo más primordial es el estado de ánimo que me encuentre;
Haciendo lo posible para que no se descompense mi interior;
No se derrumbe, no se desmorone, se desplome, no se hunda el barco.
Son presentes continuos para mejorar mis relaciones humanas;
Para mejorar los contactos con los demás y más empatía vívida;
Procurando llegar a término feliz las realidades que están ahí,
Llevando a la relajación positiva a que nos lleve a evitar cualquier conflicto
Por pequeño que sea, pues lo bueno de ese tránsito es que me permita
Conocerme/nos y ayudarme/nos a encontrar las oportunas soluciones.
Díjome mi psique: ¡Ábrete de- par- en- par para que los demás entren!
Para que penetren se necesitan las grandes cristaleras ojivales
De nuestras catedrales góticas distribuidas por la geografía patria.
¡Qué bello espectáculo un día con sol rojo y dorado
Penetrando toda su luz por dichos ojos ojivales y tradicionales!
¡Qué grande y extensa es nuestra amada Patria de siglos gloriosos plena!

¡Qué policromada reflexión me produce contemplar nuestros cruceros catedralicios!
Digamos que la España Eterna tuvo vocación de impulso interior,
Persistente en los tiempos y poderosísimo; que la llevó a vencer extremas dificultades. Esa vocación la llevó a la voluntad del trabajo bien realizado en esos tiempos;
Engendró en aquellas generaciones perseverancia y afán de conquista
En todos los niveles y en todas las personas de tiempos pasados.
En los ambientes de la piel de toro, los valores espirituales
De nuestros ancestros tienen, en los tiempos que circulan, muy escasa importancia.
De la cultura que nos han transmitido: producto, actos, procesos, acciones
Específicamente sobrehumanos que nadie debiera olvidar.
La sociedad, mejorable, el derecho y el Estado, supermejorable;
La religión, el lenguaje, la ciencia, la filosofía, meliorizantes;
Las artes, las costumbres, la técnica, observables y empíricos;
Las estructuras muy definidas y de sólidos fundamentos;
Todos contamos con un peculiar orden de cosas,
Y con cuya existencia y condiciones contamos en la vida
Pues, precisamente nuestra vida consiste en eso.
Hagamos como nuestro querido Lope de Vega,
Que como comentan sus críticos,
Llevaba entre las tormentas del arte,
Una brújula del buen sentido…, y un gran deseo de agradar a su público.
Seamos como el amado Lope: Lectores de cuanto libro caiga en nuestras manos.
Su curiosidad era extrema. De todas ellas extraía la esencia estética,
El rasgo de lo polícromo y picante y mordaz para difuminarlo en sus obras.
Rayó en poseer todos los recursos, asociaciones y posibilidades de un gran arte.
Vayamos con la bondad más auténtica, en la edad que todos te la pegan;
La sencillez más diáfana, traslúcida, cristalina;
La salud moral más vigorosa, de gran robustez;
La cordialidad más cálida, más empática
.
Buscando derroteros con luz propia.

La cromaterapia…Apacible, armonioso, reflexivo, estable.
Buena para en situaciones encontradas podamos conciliarnos.
Blanco azucena, limpieza y esperanza inocente
Para reconfortarnos cuando la necesidad
De sentirse apoyado y fortalecido.
Gris, el vivir gris, puente de múltiples arcos
Entre la negrura, lo sombrío, lo taciturno y triste:
Que conlleva el saber actuar ante tanta melancolía
Y el conocimiento del por qué depresivo.
Turquesa, el color de una madreselva
Que cuelga sobre mi terraza en esta fresca tarde estivalera;
Y que en este momento las considero cordelotes
Donde asirse con serenidad, pues nos trae vínculos de paz del alma.
Siempre que me/nos prevenga del antiestrés
Quedará perfecto y protector de nuestras terminaciones nerviosas.
Sonando música de violonchelo confluyen en él la estabilidad
Y la fuerza del rayo luminiscente, lleno de diafanidad.
(continuará)


8 comentarios:

  1. Es un escrito lleno de esperanza, me encanta la sensación de no dejarse llevar por la derrota de la enfermedad, si no tener la fortaleza y la coherencia de saber lo que te espera y lo que estás dispuesto a dar y darlo todo y sentirlo todo por que de eso va la vida y a veces cuando las cosas se ponen en contra descubres que eso te hace vivir con más profundidad y por lo tanto disfrutando todo más, el paseo, la charlas, los amigos de verdad, aquellos que no nos dejan de visitar e incluso los amores, pero los de verdad.

    Un besote y todo mi cariño.

    ResponderEliminar
  2. Estimado amigo de palabras compartidas: te leía e iba viendo reflejados muchos de mis sentimientos. Tal parece que incluso de la bofetada que llegó sin saber de donde, hemos aprendido y seguimos aprendiendo, al menos por mi parte a no hacer planes, a disfrutar el día que la vida me va regalando.
    Te deseo lo mejor, con tus letras vas sembrando cordialidad y paz, y la vida te lo devolverá con creces.
    Un afectuoso saludo.

    ResponderEliminar


  3. Hoy tengo la satisfacción de acercarme a la cancela de tú cálido refugio, a dejarte un ramito de hierbabuena recién cortado, salpicado con el afecto y cariño que he conservado durante mi larga ausencia.

    Sintiéndome arropada por estos serenos días de la Navidad, que van desplegando sus modestas alas para iluminarnos, haciendo que nos sintamos más cercanos aún si cabe.

    A partir de este instante seguiré dejando la estela de mi presencia, en unas letras que han sido meditadas con la claridad del entendimiento.

    Un beso en cada una de tus mejillas, deseando que la felicidad sea la portadora de brillantes momentos para ti, en cada espacio del día!!

    María del Carmen

    ResponderEliminar


  4. Te deseo un fin de semana
    tan hermoso como un abrazo,
    que en este momento
    contigo comparto.

    María del Carmen

    ResponderEliminar
  5. ¡Ay Maestro!!! Creí que no termina de leer el texto. Es muy largo pero es autentico es real es todo lo que escribes la vida misma. Hay muchas personas en la misma o parecida situación.
    Según iba leyendo, escuchaba tu voz bajita contando lo que te sucede y lo que piensas hacer en adelante. Sabes una cosa, vas muy bien encaminado.

    La vida tiene eso... dolores tanto moral como físico, y satisfacciones, esta última hay que aprovecharla a la máximo.
    Te deseo tengas esa vida, feliz y dichosa, que los hados te sean bien propicios.
    Se siempre positivo eso atrae lo bueno de la vida. Me gustaría que los momentos infelices, los encerraras en un lugar no accesible, el recordarlos no favorece.
    Sólo carga tu mochila con momentos felices -positivos, sueños bonitos, el color de un paisaje dorado, el olor de los instantes amorosos, el momento de aquel beso apasionado. Y, un sinfín de cosas más.
    Perdona que me enrolle, pero es que te deseo Maestro, lo mejor de la vida.

    Muy felices fiestas navideñas y un próspero y venturoso año nuevo.
    Un abrazo bien grande, y adelante. Siempre.
    MARINA.

    ResponderEliminar


  6. La Nochebuena se va acercando, tan sólo nos separa unas horas de uno de los días más entrañables del año.

    Ella nos deparará la ilusión, comprensión y el amor necesario para continuar siendo tolerantes.

    Esta noche, la mesa va a estar vestida con velas de esperanza y armonía, para caer cautivos de la magia navideña.

    Te dejo mi modesta invitación... Para que me acompañes en esta cálida cena...

    La sencillez en mi presencia te espera en el **hall principal** , para darte un entrañable abrazo de bienvenida.

    Siempre agradecida, tú amiga...

    María del Carmen

    ResponderEliminar



  7. ¡¡Feliz Navidad para ti!!
    Que vives el amor familiar
    A la lumbre de los sueños
    Alimentando la paz interior.

    Dándote gracias estoy,
    Por poner a mí alcance
    La fortuna de haberte conocido
    Y acompañarme estos días

    Donde la magia navideña
    Nos atrapa el corazón
    Y nos regala la ternura
    En cada trozo de papel escrito…

    Un abrazo te dejare,
    A los pies del nuevo año
    Regado con la savia del afecto.

    María del Carmen

    ResponderEliminar
  8. que estos días tan entrañables
    pases unas felices navidades,
    ¡feliz Navidad!.
    un abrazo.

    ResponderEliminar